lunes, 11 de septiembre de 2017

Residencias asistidas



Los centros residenciales para la tercera edad creados a partir de la década de los 70 del pasado siglo sustituyendo a los hasta entoces "asilos" son establecimientos destinados a ser lugar de convivencia y servir de vivienda permanente  y común a quienes, habiendo alcanzado una determinada edad, no pudieran satisfacer estas necesidades por otros medios, y en los que se presta una asistencia integral y continuada a los usuarios de los mismos.
El envejecimiento de la población española, el incremento de la esperanza de vida, el aumento de la capacidad económica de las familias y las ayudas institucionales a la dependencia ha provocado la aparición de necesidades residenciales para personas mayores 
Los centros residenciales para la Tercera edad se clasifican (según la Resolución de 26 de agosto de 1987, de la Dirección General del Instituto Nacional de Servicios Sociales (INSERSO), por la que se regulan los ingresos, traslados y permutas en los Centros Residenciales para la Tercera Edad) en:
1. SEGUN SU TIPOLOGIA: En residencias de válidos, de asistidos y mixtas. 
1.1 RESIDENCIAS DE VALIDOS: Son establecimientos destinados a aquellas personas que mantienen unas condiciones personales, físicas y psiquicas, que les permiten realizar por si mismas las actividades normales de la vida diaria. Las residencias de válidos podrán disponer de unidades asistidas para la adecuada atención de los usuarios que, ingresados como válidos experimenten  un empeoramiento de sus facultades físicas o psiquicas.
Las plazas residenciales en unidades asistidas solo podrán ser cubiertas con nuevos ingresos cuando no exista posibilidad de hacerlo con usuarios de la misma residencia o mediante traslado a otros. 
1.2 RESIDENCIAS DE ASISTIDOS: Son establecimientos destinados a la atención y asistencia de aquellas personas que presenten una incapacidad permanente que les impida  desarrollar las actividades normales de la vida diaria, precisando, por ello, de la asistencia de terceros. 
1.3 RESIDENCIAS MIXTAS: Son establecimientos que cuentan con servicios e instalaciones suficientes para acoger a personas que pueden valerse por si mismas y aquellas otras que precisan la asistencia de un tercero para desarrollar actividaes normales de la vida diaria. 
2. POR SU TITULARIDAD, los centros residenciales para la tercera edad se clasifican en rsidencias del sistema de la Seguridad social, residencias del Estado, gestionadas por el INSERSO o las Comunidades Autónomas , en virtud de lo dispuesto en la normativa correspondiente, y residencias de instituciones públicas o privadas con las que el las instituciones mantienen concierto de plazas.
En Aragón la normativa  viene recogida en el Decreto 111/1992, de 26 de mayo, de la Diputación General de Aragón, por el que se regulan las condiciones mínimas que han de reunir los servicios y establecimientos sociales especializados.
Elegir una residencia geriátrica es una decisión de vital importancia, puesto que la persona mayor anteriormente vivía sola o junto a su gente cercana y el ingreso en la residencia de ancianos es una importante variación. Debido a ello, es conveniente que la propia residencia y sus familiares analicen exhaustivamente el nuevo devenir que le espera. No obstante, no es un asunto fácil, ya que sus allegados suelen sentirse inevitablemente culpables. Pero es una opción difícil de evitar, puesto que hoy en día no resulta en absoluto sencillo combinar trabajo y familia.
La atención de las necesidades residenciales para las personas mayores. Documento  IESS Buchines Scholl. Universidad de Navarra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario