viernes, 20 de julio de 2018

Síndrome climatérico

Recibe el nombre de menopausia la desaparición definitiva de la menstruación.
Esto no ocurre bruscamente sino que durante un periodo de tiempo (meses) la mujer tiene alteraciones en su menstruación  -perimenopausia- de tal forma que para hablar de menopausia se acepta que la mujer ha de llevar unos doce meses sin la regla.
Pero aún hay más. Existe otro término que define la época en la vida de la mujer en la que se producen estos cambios dando lugar a la transición de la época fértil a la época no fértil. El cese de la actividad ovárica. Es el climaterio.
La pérdida de la capacidad reproductiva está relacionada con una serie de cambios ováricos y del eje hipófisis-hipotálamo-ovario que ocurren durante esta época  y que dan cuenta de estos cambios relacionados con la caída de los estrógenos.
Estos cambios pueden ocasionar síntomas (síndrome climatérico) como los cambios en el cuerpo de la mujer, la piel, las mucosas, trastornos menstruales, sofocos y también trastornos  psicológicos y desajustes en la vida sexual y psicosocial, entre otros. Sin embargo esto no siempre es así y puede ocurrir que en algunas mujeres no se produzcan este tipo de molestias.
La variación clínica puede ser extraordinariamente amplia en relación a su aparición, duración e intensidad de un caso a otro.
Esta etapa de la vida de la mujer es un proceso de cambio natural como lo pueda ser la infancia o la adolescencia. Más del 90 % de las mujeres en países desarrollados deben pasar por la etapa del climaterio.
En ocasiones, este periodo puede resultar problemático y conflictivo, como todos aquellos periodos de transición en el que pueden aparecer modificaciones biológicas y endocrinas que podrán tener repercusiones clínicas, más o menos evidentes, susceptibles de ser evitadas mediante los tratamientos, considerados siempre en el contexto general de la salud de la mujer.
Interesa dejar claro que, en ningún caso este proceso es una enfermedad. Cada mujer lo vive de una manera diferente. A nivel social se pueden encontrar creencias irracionales y tabús en esta etapa generando efectos emocionales a causa del cambio hormonal, provocando, en ocasiones, un miedo a padecer trastornos corporales que ocasionan una imagen de mujer deteriorada  y débil. Lo anterior guarda relación con factores socioculturales que hace que la mujer lo vida de distinta forma.
La mujer debe aprender a aceptar que se trata de una etapa más de su vida relacionada con su ciclo vital, debe conocer los síntomas derivados del climaterio y a aliviar la sintomatología procurando una buena calidad de vida, controlar sus alteraciones emocionales y sus preocupaciones  y evitar las creencias irracionales a nivel físico, emocional o sexual, promover conocimientos y hábitos saludables, adquirir técnicas que faciliten la gestión emocional y prevenir posibles problemas de pareja.

jueves, 19 de julio de 2018

Incrustación dental

La incrustación dental es una restauración dental conservadora que se realiza cuando hay un daño extenso en la estructura dental y como alternativa a la corona dental.
Para realizar una incrustación se necesitan dos sesiones. En la primera se prepara el diente dándole la forma adecuada y se coloca una incrustación provisional. En ese momento se toma una impresión del diente que permitirá al técnico de laboratorio fabricar la incrustación dental definitiva. En la segunda consulta se retirará la provisional, se cementará el diente y se pondrá la definitiva con lo que la pieza definitiva recuperará su funcionalidad y apariencia.


miércoles, 18 de julio de 2018

Gen PALB2

Se cree que entre el 5 y el 10 % de los cáncer de mama son hereditarios, causados por genes anómalos que se transmiten de padres a hijos.
Los genes son partículas de ADN que se encuentran en los cromosomas de las células. El ADN contiene las instrucciones para la formación de las proteínas. Y las proteínas controlan la estructura y función de todas las células que componen el organismo. 
Si aparece un error en un gen (mutación), todas las células que contengan ese gen arrastraran ese error que hará que esas células funcionen de forma defectuosa.
La mayoría de los cáncer de mama hereditarios  están relacionados con dos genes anómalos BRCA1 y BRCA2. Pero también hay cambios en otros genes que producen cáncer de mama. Concretamente y tan importante como los anteriores es un error en el gen PALB2 (Partner And Localizer of BRCA) puesto que aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama de 5 a 9 veces.
El gen PALB2 se encuentra en el cromosoma 16 y está constituido por 13 exones.
Las mutaciones en este último gen se transmiten de forma autosómica dominnte, teniendo un riesgo de transmisión del 50 %. La penetrancia es variable, por lo que se trata de una predisposición superior a la población general, concretamente para PALB2, las mutaciones implican un riesgo de padecer cáncer de mama en mujeres hasta los 70 años de 20-40% (Población general 10,2%) y un riesgo incrementado para cáncer de mama en hombres (Población general es de 0,1 %), y desde luego elevado para cáncer de páncreas en ambos (población general es de 1 %).
Puedes leer más en:
 

martes, 17 de julio de 2018

La soledad del paciente oncológico


La lectora en blanco y amarillo, pintada por Henri Matisse en 1919
Sentirse solo es uno de los grandes problemas de los enfermos oncológicos. Las personas con cáncer se sienten a menudo solas o distanciadas de los demás. Esto se puede deber a la dificultad de los amigos para abordar el cáncer, lo que lleva a no visitar al enfermo ni a llamarle por teléfono, el enfermo se puede sentir mal como para participar en juegos o pasatiempos y, a veces, aún cuando se esta con las personas que uno quiere, es posible que sienta que nadie entiende por lo que esta pasando.
La soledad es mala para todo, para nuestro intelecto porque perdemos contacto con los demás, de relacionarnos. Es malo para la nutrición, una persona que está sola o que vive sola no hace mucho esfuerzo para alimentarse con una dieta variada o se preocupa por otro tipo de cosas. Y es malo para nuestra enfermedad pues cabe la posibilidad del abandono de la misma.
Con frecuencia nos preocupamos del paciente con cáncer centrándonos en su enfermedad y olvidándonos de que  son personas que viven y sienten, que desean hacer cosas, que opinan ...
A los enfermos con cáncer hay que motivarles, fomentar sus iniciativas, mantenerles activos evitando que la apatía o la desesperanza les venza, deben tomar decisiones tanto personales como económicas y sociales, hacerles participar en actividades sociales, involucrar a la familia en todo lo concerniente a la vida del paciente, ayudarles a fomentar nuevas amistades, a alejarse de los tópicos como "yo ya no estoy para esto" o "yo ya no puedo" y, sobretdo, favorecer todo aquello que les haga cumplir los deseos pendientes y establecer metas a alcanzar (adopción de mascotas, viajes no realizados, escribir sus experiencias, ...)
Tras el tratamiento es posible que el paciente oncológico extrañe el apoyo que recibía de su equipo de atención sanitaria. Muchas personas sienten que se les ha retirado su red de seguridad. El paciente oncológico debe de estar protegido y tutelado por personal experto en hábitos saludables y en procesos concomitantes, sin dejar de lado la atención psicooncológica. El apoyo emocional debe planetarse desde el primer momento. Al enfermo de cáncer podría ayudarle hablar con otras personas que tienen cáncer o unirse a grupos de apoyo. A veces, el apoyo de un amigo, de un familiar, de un miembro de su comunidad religiosa o espiritual o de un consejero (tutor) puede hacer que la carga sea más ligera
Una (buena) imagen vale más que mil palabras
El apoyo de nuestros allegados es fundamental no solo para una convalecencia más llevadera sino incluso para que muchas patologías no lleguen ni siquiera a desarrollarseUn estudio llevado a cabo por investigadores del Centro Médico Kaiser Permanente en Oakland (EE.UU) muestra que las relaciones sociales juegan un papel vital en el pronóstico de las mujeres que padecen cáncer de mama.
Te aconsejo que sigas leyendo:
Volver a lidiar con el cáncer
La soledad aumenta el riesgo de recurrencia y mortalidad en el cáncer de mama

sábado, 14 de julio de 2018

Medicina personalizada


Humanizar la atención sanitaria es uno de los grandes objetivos de la medicina actual. En los últimos tiempos una nueva corriente de pensamiento está destacando en el ámbito asistencial. Se trata de poner al paciente en el centro de las atenciones que despliega el sístema sanitario, tratándole como un objeto activo, descartando el paternalismo que ha dominado hasta hace poco tiempo.
A pesar de no ser tiempos propicios se tiende a una atención personalizada y eso conlleva más dedicación, muchas veces, a costa de nuestra vida personal.
La medicina personalizada, llamada también medicina individualizada o medicina de precisión, significa que un día, médicos y consejeros genéticos serán capaces de diseñar una estrategia de mantenimiento de la salud para toda la vida, adaptada a la constitución genética de las personas. 
Llegara un momento en el que cada paciente tendrá su propio medicamento, adecuado a sus necesidades e intereses.
La ultrapersonalización de diagnósticos y tratamientos con la ayuda de una tecnología que avanza a una rapidez exponencial y la corriente humanizadora del trato médico con el paciente, serán los pilares clave de la futura medicina. 
Objetivo: Medicina personalizada
Hacia la medicina personalizada o de precisión  
Farmacogenética. Un post de "Mi viejo maletin"  
Medicina personalizada y farmacogenómica Medicina personalizada de precisión: Avances, frenos y adaptación.
Cinco recomendaciones para impulsar la medicina personalizada 

jueves, 12 de julio de 2018

Medicina y filosofía

La medicina, que tiene mucho de ciencia y mucho de arte, necesita el soporte de la filosofía, tanto para desarrollar el aspecto técnico  con mayor seriedad como para afinar la intuición ante la singularidad de cada paciente y las variadas formas que existen para paliar la enfermedad y recuperar la salud.
La introducción del análisis de  factores no observables dentro de la profesión médica se hace necesaria no solo para plantearse  lo ético y axiológico sino también para hacer presente todo lo relacionado con las políticas científicas, análisis ontológicos, lógicos o metodológicos.
¿Qué es la medicina? ¿Es arte, es ciencia o es tecnología? Probablemente concluyamos que todo ello  forma parte de la medicina y de nuestra profesión pero podemos deducir, también, que  la filosofía ofrece a la medicina una visión crítica pero a la vez estimulante y constructiva del hombre .
El hombre, es hombre en todas sus dimensiones juntas, es un sujeto complejo, dinámico, pensante, corporal, indivisible y por tanto trascendente.
"La enfermedad no está solo en todo el hombre, sino también en su alma. Un espíritu enfermo crea a un cuerpo enfermo, o una enfermedad del cuerpo causa una enfermedad del alma. no solo debe tratarse la carne y su enfermedad, sino también la mente. Es muy probable, aunque no esté demostrado, que todas las enfermedades, incluso las epidémicas, se originen en alguna secreta habitación del alma". Taylor Cadlwell. "Médico de cuerpos y almas" 

martes, 12 de junio de 2018

Humanitarismo y tecnología sanitaria

Desde el momento en que decidí escribir sobre el asunto del titulo tuve mis dudas: ¿Humanismo o Humanitarismo? Finalmente me incline por este último término, a costa de ir en contra de la mayoría. Su significado se aproxima más a lo que los médicos queremos trasladar a la sociedad. Lo humanitario es aquello que mira o se refiere al bien del género humano, a todo aquello que alivia las calamidades que afectan a las personas que las padecen, mientras que el humanismo se refiere más bien al cultivo o conocimiento de las letras humanas o bien a una doctrina o actitud vital basada en una concepción integradora de los valores humanos.
No obstante, el médico debe cultivar el humanismo, quién carezca de cultura humanística, según el eminente humanista y  cardiólogo mexicano Ignacio Chavez, podrá ser un gran técnico, podrá ser un sabio en su ciencia; pero en lo demás no pasará de un barbero, ayuno de lo que da la comprensión humana y de lo que fija los valores del mundo moral.
Pero entremos en la controversia tecnología sanitaría versus humanitarismo. De forma simplificada la tecnología podemos definirla como el estudio sistemático de técnicas para hacer cosas. La tecnología sanitaria  (o tecnología de la salud) es una amplia gama de productos para el cuidado de la salud y que, en una forma u otra , se utiliza para diagnosticar, vigilar o tratar cada enfermedad o condición que afecta a los seres humanos. Hoy en día es necesario un conocimiento lo más completo posible del cuerpo humano y de su funcionamiento (no se entendería una medicina moderna sin esta realidad). El funcionamiento equilibrado, armónico, de la admirable máquina que es el cuerpo humano constituye el principal objetivo del médico, conservar la salud. Pero el médico no sería tal si sólo se ocupara de lo anterior.
No vamos a entrar en una crítica antitecnológica ni en una defensa a ultranza del humanitarismo, sólo se pretende hacer un llamamiento a los profesionales sanitarios para que no olviden los valores propios de este último. La complejidad de la práctica médica actual, incluyendo el desarrollo de especialidades que alejan al médico del contacto directo con los pacientes ha devenido en  diluir la relación médico-paciente.
Proyectos de gran calado, propiciados por magníficos profesionales, como HUCI, HONCOR, HUGES, van calando entre los  profesionales sanitarios contribuyendo a una atención más humana, más cercana al paciente.
El médico debe distinguir entre la enfermedad y el padecimiento. La enfermedad es la causa de su padecimiento, pero lo que le lleva a la consulta es éste último. Y es aquí donde debemos centrar nuestra atención. Cuidar y acompañar precisa de conocer a la persona y su contexto, de "comprender" todo aquello que influye y determina su enfermedad.
Dice Tzvetan Todorov que "el conocimiento de lo ajeno sirve para el enriquecimiento propio. La falta de curiosidad por los otros es un signo de debilidad, no de fuerza", y eso es algo que el médico no debe dejar de lado, el que intenta curar y aliviar  debe sentirse cercano, lo más próximo al paciente. Y para ello debe haber algo tan básico en la comunicación como es la escucha, dejar que el paciente pueda expresar sus dudas, preocupaciones, miedos y ansiedades y se sienta escuchado.
La tecnología y el humanitarismo pueden y deben convivir y tendrán que ir de la mano en una sociedad en continuo cambio donde la única constante es el compromiso afectivo.
"Puedo entender que los sanitarios no me curen, pero no entendería que no me cuidasen" Albert Jovell
¿Humanizar la medicina? Una gran mentira
Albert Jovell, el médico que dio voz a los pacientes

viernes, 8 de junio de 2018

Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (E.P.O.C.)

La E.P.O.C. es una enfermedad respiratoria, caracterizada por una obstrucción bronquial persistente, asociada con un incremento de la respuesta inflamatoria crónica de las vías respiratorias a partículas nocivas o gases.
Los síntomas clásicos asociados con la E.P.O.C son la disnea , la tos crónica  y el esputo productivo crónico.
En algunos casos, puede ocurrir un agravamiento agudo de los síntomas mencionados, desencadenando una exacerbación.
En los pacientes con E.P.O.C hay un mecanismo doble en la obstrucción bronquial por un lado, puede producirse una inflamación de las pequeñas vía aéreas junto con el engrosamiento de las paredes de las vías respiratorias y con un incremento de la resistencia al flujo del aire. Por otro lado puede producirse una destrucción progresiva del parénquima pulmonar (enfisema) asociada con la pérdida de la retracción elástica del pulmón. Es importante subrayar que ambos mecanismos pueden coexistir conllevando a una reducción significativa del flujo de aire a través de los pulmones.
Los principales objetivos para el tratamiento de la E.P.O.C consisten el disminuir la progresión de la enfermedad , aliviar y tratar los síntomas  y las reagudizaciones, mejorar la calidad de vida de los pacientes y disminuir la mortalidad.
Para ello habrá que dejar de fumar (evitar el tabaquismo), un tratamiento farmacológico a base de broncodilatadores, antiinflamatorios, muculiticos, antitusivos, antibióticos en caso de reagudizaciones  y oxigeno domiciliario y en algunos casos se plantea el tratamiento quirúrgico como la cirugía de reducción del volumen pulmonar (en algunos casos de enfisema severo), la bullectomia (muy raro) o el trasplante pulmonar.
Estos pacientes deben vacunarse todos los años contra la gripe estacional, y cada cinco años contra el neumococo.
Tabaquismo. Mi viejo maletín
Guía española de la EPOC. Archivos de Bronconeumología
Enfermedad obstructiva crónica. American Thoracic Society
Enfermedad pulmonar obstructiva crónica. OMS

miércoles, 6 de junio de 2018

Hemocromatosis

El término hemocromatosis describe a un grupo de patologías causadas por el exceso de hierro en el organismo (absorción excesiva en el tubo digestivo). El hierro se acumula en los tejidos del cuerpo, especialmente en el hígado, corazón y páncreas, pudiendo dañarlos.
Hay dos tipos de hemocromatosis. La primaria que es una enfermedad hereditaria. La secundaria es generalmente el resultado de algo más, como la anemia, la talasemia, enfermedad hepática o transfusiones de sangre.
La clínica se parece a la de otras enfermedades y no siempre se tiene. Los síntomas varían en función del órgano en el que se ha acumulado el hierro. Puede producirse hepatomegalia, hiperbilirrubinemia, ascitis, diabetes, arritmias, insuficiencia cardiaca congestiva, hipogonadismo, amenorrea, artralgias por lesiones articulares, hiperopigmentación, fatiga, debilidad general, pérdida de peso, epigastralgía...
El diagnóstico se basará en la historia clínica, el examen clínico, la bioquímica (saturación de transferrina, ferritina sérica e hierro sérico, fundamentalmente), pruebas complementarias para determinar el daño orgánico, test genético y biopsia hepática.
El objetivo del tratamiento es la eliminación del hierro concentrado en los órganos y tratar los daños orgánicos que haya producido. En las hemocromatosis primarias el tratamiento consiste en la realización de flebotomías y en las secundarias, la administración de quelantes del hierro. todo ello acompañado de medidas dietéticas (no alcohol, limitar el consumo de carne roja, hígado, aceitunas, chocolate ..., evitar pescados y mariscos crudos, no ingerir complejos vitamínicos que contengan hierro.
Se trataran las alteraciones orgánicas que presente el paciente y sus complicaciones.
El pronóstico será mejor cuanto antes se detecte y menor daño haya producido.
Asociación española de hemocromatosis
Hemocromatosis.org
Hemocromatosis. Mayo Clinic
Hemocromatosis, cuando el hierro es demasiado



lunes, 4 de junio de 2018

El duelo patológico


El duelo normal, agudo o no complicado constituye un cuadro psicológico caracterizado por la presencia de determinados sentimientos y conductas que aparecen tras una pérdida personal. En él se pueden presentar las siguientes características: malestar fisiológico, preocupación acerca de si se olvidará la imagen del fallecido, sentimiento de culpabilidad, irritabilidad e incapacidad para funcionar de la misma manera que antes de la pérdida. 
En ocasiones, el duelo se complica y la persona se desborda recurriendo a conductas desadaptativas sin conseguir resolver el duelo.
Podemos distinguir varias modalidades de duelo complicado: El duelo patológico es crónico o prolongado cuando tiene una duración excesiva (10 años o, incluso, más tiempo)
Se trata de un duelo retrasado, inhibido, suprimido o pospuesto cuando ha habido una reacción emocional insuficiente en el momento de la pérdida apareciendo con posterioridad de forma excesiva.
El duelo exagerado se produce cuando la persona se siente desbordada y su conducta se vuelve desadaptativa a pesar de ser consciente de la pérdida. Por regla general se demanda terapia al tratarse de un trastorno que incapacita y da lugar a trastornos psicológicos. 
Se habla de duelo enmascarado o reprimido cuando las personas no se permiten experimentar el duelo o lo enmascaran en forma de síntomas físicos.
El duelo complicado viene definido por factores relacionales entre la persona y el fallecido, por factores circunstanciales cuando la pérdida no era previsible, por factores históricos cuando se trata de una persona que ha sufrido otras pérdidas, factores de personalidad  cuando las personas son incapaces de tolerar un malestar emocional externo y factores sociales cuando el duelo de la persona  no se puede afrontar socialmente y no se puede reforzar mutuamente.
El duelo complicado puede tener su origen en tres causas fundamentales: Si no se puede hablar socialmente de la pérdida, cuando se niega la pérdida, o si la red social y/o familiar es pobre o esta ausente.
Para identificar un duelo patológico nos podemos basar en una serie de datos: La persona no puede hablar del fallecido sin experimentar un intenso dolor, una reacción emocional intensa ante un acontecimiento poco relevante,   la negación a desprenderse de objetos materiales del fallecido,  la somatización de síntomas que presentaba el fallecido antes de la muerte o antecedentes de depresión con baja autoestima, la tristeza inexplicable en fechas señaladas o fobia respecto a la enfermedad o miedo a la muerte (tanatofobia).